Saltar al contenido principal

Acceso a otros portales jcyl.es

Junta de Castilla y León

Patrimonio Cultural

Contacto

Acceso a otros portales jcyl.es

Patrimonio Cultural de Castilla y León

Bien de Interés Cultural: Bodegas de Aranda de Duero (Burgos)

  • Ir a descargas
  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León, de 25 de junio de 2015, ha declarado las Bodegas de Aranda de Duero (Burgos), Bien de Interés Cultural con categoría de conjunto etnológico.

La declaración del conjunto de Bodegas de Aranda de Duero como conjunto etnológico, implica el reconocimiento de su relevancia como conjunto integrado de valores materiales (infraestructuras que forman la red subterránea de bodegas, accesos, dependencias y otras construcciones,...) e inmateriales (conocimientos, relaciones sociales,...).

En atención a la complejidad de este conjunto y a los efectos de la aplicación del régimen de protección de los bienes de interés cultural, se concreta la declaración en dos bodegas, la bodega conocida como las Caballerizas y la bodega de las Animas, singular ejemplo y representación del conjunto bodeguero arandino que permiten sobradamente la comprensión del valor cultural del conjunto en su integridad

Aranda de Duero se localiza en el extremo sur de la provincia de Burgos, en una situación privilegiada en la ribera del Duero. La ciudad se convierte en los siglos XIV y XV, en centro económico y administrativo de la zona.

En la actualidad, el conjunto de Aranda de Duero conserva, junto a la trama medieval y los restos de la muralla, edificios de relevante interés declarados de Interés Cultural como la Iglesia de Santa María, la Iglesia de San Juan y un rollo de justicia.

El elemento más destacado que singulariza el conjunto, y justifica su declaración como Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Etnológico, es la red de bodegas excavadas bajo las casas y todo el legado patrimonial relacionado con la arquitectura del vino, necesario para llevar a cabo las tareas de estrujado, prensado, trasiego y almacenado del vino.

El conjunto de bodegas tradicionales de Aranda de Duero se caracteriza, desde un punto de vista histórico y etnográfico, por su estrecha vinculación al nacimiento y desarrollo urbano de la villa. De hecho, el desarrollo en superficie de la villa se produce paralelamente a su desarrollo en profundidad, horadándose el subsuelo mediante un complejo entramado de túneles y galerías.

El plano de Aranda de Duero de 1503, depositado en el Archivo General de Simancas, ofrece una valiosa información de la villa desde el punto de vista histórico y urbanístico. A pesar del tiempo transcurrido y los cambios sustanciales que se han producido en los edificios y en la muralla, hoy prácticamente desaparecida, Aranda de Duero conserva en cierta medida la trama urbana de la ciudad del siglo XV representada en ese plano.

Gran parte del complejo bodeguero arandino estaba ya construido en el último cuarto del siglo XV. Actualmente, la mayor parte de las bodegas conservadas están localizadas en el entorno de la iglesia de Santa María, en el centro histórico de la villa, si bien existe un grupo de bodegas fuera de la antigua muralla.

El conjunto de bodegas de Aranda de Duero constituye un singular patrimonio de relevante interés histórico y etnográfico, por su extensión –con más de 5 kilómetros de galerías–, por su ubicación debajo del caserío del casco antiguo, por su configuración en forma red o tela de araña, por su antigüedad, por la fisonomía de cuevas y túneles excavados bajo el suelo y por la estructura de su propiedad.

A efectos de su protección como Conjunto Etnológico, se define como bodega el conjunto de infraestructuras que integran la red de galerías así como sus accesos y las dependencias relacionadas con la actividad mercantil –lagares, portalones, cañones y naves– junto con los elementos auxiliares como capillas, zarceras, sumideros, respiraderos, etc.

Las bodegas de Aranda de Duero constituyen un patrimonio singular, representativo de un pasado y de unas formas de vida digno de ser conservado y transmitido a generaciones futuras. Las características y complejidad de este conjunto patrimonial, consecuencia de la propia estructura de las bodegas, y el hecho de que la mayoría tengan una titularidad y uso privado, dificultan en gran medida el acceso y conocimiento generalizado de este conjunto.

En este sentido, las actuaciones llevadas a cabo por el Ayuntamiento de Aranda de Duero para la promoción y difusión de su patrimonio bodeguero, el acondicionamiento y accesibilidad de la bodega de las Caballerizas y la creación, en la bodega de las Ánimas, de un centro de interpretación con visitas guiadas, garantizan sobradamente la difusión y acceso al conocimiento de los valores de este Conjunto Etnológico; en esta misma línea, la implantación de un sistema de visita virtual en tres dimensiones, permite el acceso y visualización, si no físico sí virtual, de más de veinte bodegas integrantes del conjunto etnológico, lo que viene a asegurar el acceso y conocimiento de este patrimonio de una forma generalizada.

Junio de 2015
Dirección General de Patrimonio Cultural
 

Mapa Web