Inicio. Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Patrimonio Cultural

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Patrimonio Cultural de Castilla y León

Contenido principal. Saltar al inicio.

Conservación y mantenimiento de bodegas tradicionales: comarca de Cigales

  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir
Bodega Tradicional

Resumen

Por la Dirección General de Patrimonio Cultural, Consejería de Cultura y Turismo, se promueve este estudio de criterios y pautas para la conservación y mantenimiento de las bodegas tradicionales en el ámbito de la comarca vitivinícola de Cigales, cofinanciado por la Junta de Castilla y León y el Programa Operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, de la Unión Europea, FEDER 2014-2020.

El estudio, que se incluye dentro de un programa de actuación más amplio de la Dirección General de Patrimonio Cultural, que incluye entre otras acciones el reconocimiento como Bien de Interés Cultural de varios conjuntos representativos de Castilla y León, tiene previsto establecer criterios orientados a garantizar la conservación de las bodegas tradicionales. Estará referido tanto a las acciones de conservación y mantenimiento del espacio interior excavado como al espacio exterior y los elementos emergentes de las bodegas.

El estudio se lleva a cabo en el ámbito territorial de la comarca vitivinícola de Cigales – que comprende 12 localidades de Valladolid y Palencia incluidas en la Denominación de Origen -, teniendo en cuenta las diferentes tipologías y las características específicas de las bodegas y barrios de bodegas de cada una de las localidades.

Para ello se ha previsto la ejecución de los trabajos que sintéticamente se mencionan a continuación: análisis tipológicos, usos tradicionales del espacio excavado, estudio de la fisionomía exterior, oficios tradicionales aplicados a su conservación, estudio normativa urbanística que incide en su preservación, criterios y buenas prácticas de conservación y mantenimiento.

El proyecto que está en proceso de ejecución tiene prevista la difusión paulatina de alguna de las acciones que progresivamente se van desarrollando por la empresa IRZÓN INGENIEROS.

Cubillas de Santa Marta

Su barrio de bodegas es uno de los mejores conservados de la Denominación de Origen Cigales. El estudio monográfico – efectuado en 1998 por J. E. Gómez Lacort y otros investigadores- ha servido de conocimiento y a buen seguro de sensibilización sobre su valor y necesidad de conservación. El estado de conservación depende de la continuidad de su uso, por lo que algunas no se han mantenido, y en el empleo de materiales adecuados que no siempre se ha utilizado con la consiguiente alteración de las tipologías tradicionales y del entorno.

En algunas de estas bodegas se sigue elaborando vino para autoconsumo, aunque el uso recreativo es el mayoritario. Hecho destacable en la localidad junto a las bodegas tradicionales son las bodegas industriales de gran producción.

San Martín de Valvení

Conserva cuatro barrios de bodegas bien diferenciados, aunque tres de ellos se ubican en partes diferentes de la misma ladera. La tipología de sus bodegas está claramente definida y se repite prácticamente en todos los subterráneos. La puerta de acceso se sitúa en la parte baja de la ladera, junto a un camino general o vía pecuaria, reforzándose con piedra la fachada, el echadero y respiraderos, así como el cañón de bajada a la misma, sobre el que se deposita la arcilla de la excavación. En el interior se ubica el lagar con todas sus partes (pilo, cocedera, piedra de contrapeso, etc.), aunque excepcionalmente, en uno de los barrios se han localizado restos de un lagar en superficie, probablemente de propiedad compartida. Los cañones de la bodega son de pequeñas dimensiones, donde se conservaba el vino en depósito –desaparecidos- sobre poínos de arcilla.

Los muros, recalces, tabiques, etc. cuando son necesarios, se resuelven con adobes hechos con la arcilla de la propia excavación. El ladrillo cocido se ha utilizado en las reformas realizadas en los últimos cincuenta años.

Valoria la Buena

Cuenta con dos barrios de bodegas, popularmente conocidos como «Bodega Chica» y «Bodega Grande».

«Bodega Chica» se ubica en el pago conocido como «El terrero», zona que como su nombre indica es totalmente arcillosa y propicia para la fácil excavación de bodegas. Actualmente, este barrio se encuentra abandonado, aunque en superficie se conservan los sillares de algunas puertas de acceso y poco más. El estado de conservación incluso resulta peligroso por la nula señalización del sinfín de orificios generados por la ruina de echaderos y respiraderos. Bajo tierra se conservan restos de los lagares: pilos, cocederas, etc., mezclados con basura y escombros.

«Bodega Grande» es el barrio que está en uso, mayoritariamente con fines recreativos, aunque algunos propietarios todavía elaboran vino para autoconsumo. Presenta numerosas reformas -tanto en superficie como bajo tierra- por la transformación del viejo lugar de producción en un nuevo merendero. Hay contados casos en los que aún se aprecian las características propias de la tipología tradicional de bodegas: entrada de piedra, puertas de madera con ventilación, echaderos en adobe y piedra, etc., únicamente las que por falta de uso no ha sido transformadas-. En el resto los materiales estandarizados no tradicionales y las instalaciones eléctricas han transformado las construcciones.

Corcos del Valle

Conserva dos barrios de bodegas. Dos espacios relativamente distanciados, a uno y otro lado del valle, en los que se advierten todas las características de las bodegas en la DO. Cigales. Uno de ellos, conocido como Los Lagares, está completamente abandonado aunque todavía es posible acceder a algunos subterráneos. Hace 70 años conservaba tres lagares en superficie, por eso el apelativo del paraje para este reducido barrio de bodegas.

En Las Bodegas, nombre del otro barrio, se concentra el mayor número de subterráneos de la localidad. Dos líneas de bodegas recorren la ladera, alternándose construcciones originales y caseto de fábrica reciente -transformados en merenderos- donde la luz eléctrica y los nuevos materiales han alterado el lugar. Bajo tierra los lagares de viga y prensas francesas comparten espacio con cubas viejas y modernos depósitos. Además, cabe señalar como en este barrio comparten camino varias bodegas con producción propia, alguna incluso acogida a los preceptos del Consejo Regulador de la DO Cigales.

Cigales

La localidad tuvo tres barrios de bodegas: dos de considerables dimensiones y uno menor, espacios que actualmente y tras el paso del tiempo todavía pueden delimitarse con claridad.

Sin embargo, la proximidad con la ciudad de Valladolid y la burbuja inmobiliaria de finales del siglo XX y principios del XXI han generado un desarrollo urbanístico histórico y sin precedentes en la localidad, lo que ha originado un aislamiento y enmascaramiento de la arquitectura tradicional en general y de los barrios de bodegas en particular en detrimento de modernas urbanizaciones. A ello se suma el uso casi exclusivo de los subterráneos con fines recreativos, que con las habituales reformas han modificado y en algunos casos deteriorado de forma irreversible el rico patrimonio vinícola de Cigales. No obstante, y pese a todo, aún se conservan paradigmas de la arquitectura bodeguera donde la piedra, el ladrillo y saberes tradicionales parecen retar y vencer al rodillo de la modernidad. También en Cigales, al igual que en otras poblaciones, tiene varias bodegas de producción industrial con sus instalaciones ubicadas en las proximidades e incluso dentro de los barrios de bodegas tradicionales.

Cabezón de Pisuerga

Conserva un interesante barrio de bodegas donde los subterráneos se van escalonando en diferentes niveles a lo largo y ancho de una prominente ladera. Además, al conjunto de bodegas, se suma en la parte más alta del cerro un grupo de casas cueva, hoy en estado ruinoso. En no pocos casos, los propietarios de los subterráneos son también dueños del correspondiente terreno que ocupa la bodega en superficie, donde la tradicional fachada de acceso se ha convertido en un gran merendero o incluso en vivienda habitual cimentada sobre la bodega. Esto se aprecia en las zonas más próximas al casco urbano donde el barrio de bodegas es ya un espacio totalmente urbano y la identidad arquitectónica del subterráneo se ha perdido por completo.

Recientemente, en el barrio de bodegas se han reconstruido y rehecho algunos muros de contención, incluso asfaltado caminos con baldosas y cemento donde no falta una moderna red de abastecimiento de agua. El resultado, más allá de lo estético, ha sido el hundimiento del pavimento y la restricción del tráfico para vehículos. Pese a todo, la tipología de fachadas, puertas, respiraderos y echaderos todavía pervive en algunas bodegas, cada vez menos, donde la piedra, el ladrillo e incluso el adobe conviven desde hace siglos, en perfecta armonía y con no poca elegancia.

Trigueros del Valle

Cuenta con dos extensos barrios de bodegas separados por la Calle Mayor; ambos están ubicados y diseminados por las laderas que conforman el valle en el que se asienta el caserío.

Uno de los barrios ocupa buena parte del cerro de la ermita de Ntra. Sra. del Castillo. Allí comparten terreno antiguas casas cueva con numerosas bodegas, hoy destinadas a uso recreativo como merendero o peña cuyas reformas han transformado el fin y la estética de estos lugares.

El segundo barrio de bodegas presenta características muy similares, con respiraderos y esta vez echaderos verdaderamente singulares. La piedra es el material más habitual tanto para consolidar la excavación (recalces y arcos) como para poínos, suelos de lagar e incluso pasos de escalera; de igual forma se observa en el exterior, donde las fachadas se resuelven a partir de sillarejo y sillares con dinteles monolíticos semicirculares para las puertas de acceso, bajo los cuales podemos ver la carpintería tradicional -en madera tan presente en los subterráneos de la zona.

Como es habitual, bajo tierra, los históricos lagares de viga comparten espacio con prensas modernas, al igual que antiguas cubas de madera con depósitos de cemento, lo que confirma la elaboración de vino hasta hace no mucho tiempo.

Mucientes

Mucientes tiene dos barrios de bodegas. El barrio o cuarto de San Pedro, ​situado al Norte, es el mayor de todos y cuenta con algo más de 150 bodegas. Uno de los sectores, conocido como San Pedro I, fue rehabilitado entre 2003-2006, culminando el proyecto con la adquisición de dos subterráneos convertidos hoy en Bodega. Aula de Interpretación. En los demás sectores del barrio de San Pedro se observan tanto la tipología habitual de bodegas de la comarca, así como recientes intervenciones, donde materiales modernos cobran protagonismo.

El cuarto o barrio de San Antón se encuentra en el Sur del casco urbano, y cuenta con 27 subterráneos. Está dividido por la carretera provincial que comunica Valladolid y Mucientes, conservando algunos ejemplos de fachadas de acceso, echaderos y respiraderos originales de piedra.

Quintanilla de Trigueros

Quintanilla de Trigueros tiene tres zonas de bodegas más que próximas al casco urbano; dos que podemos considerar propiamente barrios de bodegas y un tercer grupo, muy reducido, de subterráneos que pasa practicamente desapercibido al encontrarse embutido entre viviendas de nueva construcción, en la zona próxima al barrio de casas cueva.

De los barrios de bodegas, uno de ellos abandonado, tiene en el interior, de dificil acceso, resto de prensa moderna, lo que confirma su uso hasta hace unos 50 años.

El otro barrio, situado al Norte del casco urbano, está dividido por antiguos caminos, uno de ellos convertido hoy en carretera provincial. Las reformas modernas, confirman su uso actual como merendero o peña.

En el conjunto llama la atención la conservación de algunas fachadas modélicas y puertas con monolíticos dinteles semicirculares y carpintería original, así como varios respiraderos pétreos de grandes dimensiones.

Identificación del bien

  • Denominación: Conjunto de Bodegas de la Denominación de Origen Cigales

Características del bien

  • Tipología: Conjunto

Ficha Técnica

  • Clasificación: Patrimonio arquitectónico civil
  • Actuación: Documentación, inventario, catalogación
  • Promotor: Junta de Castilla y León
  • Financiación:
    • Junta de Castilla y León
    • Fondos FEDER 2014-2020
  • Dirección Técnica: Dirección General de Patrimonio Cultural

Imágenes de bodegas tradicionales en la comarca vitivinícola de Cigales

Mapa Web