Saltar al contenido principal

Acceso a otros temas jcyl.es

Junta de Castilla y León

Patrimonio Cultural

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Patrimonio Cultural de Castilla y León

Restauración de la pintura mural de la cámara de doña Sancha, Colegiata San Isidoro, León

  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir

Resumen

El día 11 de junio de 2018 se ha presentado la restauración de las Pinturas Murales de la Cámara de Doña Sancha promovida por la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León y cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional - FEDER -.

La restauración del conjunto de pintura mural de la Cámara de Doña Sancha está inscrita dentro de las intervenciones previstas en el proyecto cultural de restauración de la Real Colegiata de San Isidoro (León).

Este proyecto cultural se inició entre los años 2005 y 2009 con el compromiso de la Junta de Castilla y León de acometer los trabajos de restauración necesarios para la correcta conservación de los bienes patrimoniales del conjunto monumental.

La Cámara de Doña Sancha es uno de los espacios que mayor interés despierta, tanto en lo arquitectónico como en lo simbólico, de todo el complejo isidoriano. Ubicada sobre el Panteón Real, en origen fue tribuna de reyes e infantas pasando a ser oratorio, celda y escriptorio de monjes a lo largo de la Edad Media, para, en el Renacimiento, disfrutar de otro momento de esplendor convirtiéndose en Sala Capitular y servir de ingreso a la monumental Biblioteca de Juan de Badajoz.

En los años 60 del pasado siglo, se intervino en esta sala bajo un criterio marcado por la recuperación de los espacios medievales del conjunto Isidoriano. Motivo por el cual, la mayor parte de la superficie pictórica que decoraba perimetralmente los muros de esta sala fuese arrancada mediante la técnica del strappo (con la que se desprende del muro exclusivamente la capa pictórica adherida por el anverso) y se modificase la ubicación de la portada monumental que unía esta sala con la biblioteca.

Estas pinturas han permanecido custodiadas en dependencias de la Colegiata hasta programar la intervención actual que ha pretendido devolver el esplendor de esta cámara como sala capitular en el siglo XVI, recuperando y restaurando los bienes patrimoniales que fueron segregados en su momento. 

La iconografía recuperada de esta cámara desarrolla un amplio ciclo narrativo dedicado a San Isidoro, representado mediante una secuencia de escenas que se disponen con un ritmo marcado por una serie de elementos arquitectónicos que separan y enmarcan los distintos episodios; además, la advocación de esta sala a la Santa Cruz, está representada en las escenas del muro oriental y, en el muro occidental, en la parte más alta, ocupando la pared desde la línea de imposta hasta la bóveda, una amplia escena que muestra la conversión de San Agustín.

Bajo las pinturas descritas, en el muro oriental, se han sacado a la luz unas grisallas que se extienden por todo este paramento con una rica composición a base de grutescos de una primera fase de decoración mural del siglo XVI, inmediatamente anteriores a las pinturas que nos ocupan.

La intervención realizada ha restaurado y recolocado en sus respectivas ubicaciones los fragmentos de pintura mural que fueron arrancados y la restauración de las escenas que se conservan en los testeros, dotando al resto de las superficies murales de la sala, de los preceptivos revestimientos para lograr una lectura coherente de conjunto en el que se integren todas las aportaciones conservadas correspondientes a este momento estético ligado a la función del espacio como Sala Capitular, que se mantuvo hasta principios del siglo XX.

Todas estas pinturas se han reinstalado sobre soportes rígidos sintéticos, de forma que se garantiza la perfecta reversibilidad de la intervención.

Considerada además la calidad y el interés artístico que parecía reconocerse en las grisallas que se conservan subyacentes en el testero, se practicó un arranque de las pinturas que las ocultaba para garantizar su correcta conservación. Las pinturas arrancadas se trasladaron igualmente a un soporte rígido similar al del resto de las pinturas, cubriendo el paramento del testero e integrándose en el conjunto, pero permitiendo su desplazamiento.

La recuperación de la lectura de este espacio, requirió además, el restablecimiento de la funcionalidad y del significado ornamental de la monumental portada realizada por Juan de Badajoz que comunicaba la biblioteca con esta sala y que fue trasladada de su emplazamiento original a un lateral de la biblioteca en el año 1964. Por ello, esta intervención, además, ha recuperado esta portada en su ubicación original con su desmontaje, traslado y remontaje, completando así la lectura del conjunto que formaba junto a las pinturas reubicadas.

La intervención se ve respaldada por la realización de un video que documenta el proceso de restauración de las pinturas y una gigafoto de alta resolución que será accesible desde este Portal y a través de la descarga de código qr en dispositivos móviles.

Está prevista la realización de una Jornada de Puertas Abiertas por parte del Museo de la Basílica los días próximos a la apertura de la Cámara.

Más información, enlace a:

Identificación del bien

  • Denominación: Cámara de doña Sancha en San Isidoro de León
  • Ubicación: Colegiata de San Isidoro de León

Características del bien

  • Tipología: Patrimonio Arquitectónico
  • Datación cronológica y cultural: Siglo XVI

Ficha Técnica

  • Clasificación: Pintura
  • Actuación: Restauración
  • Promotor:
    • Junta de Castilla y León. Consejería de Cultura y Turismo.
    • Dirección General de Patrimonio Cultural
  • Financiación:
    • Junta de Castilla y León
    • Fondo Europeo de Desarrollo Regional, FEDER
  • Dirección Técnica: Natalia Martínez de Pisón, Fernando de Bonrostro, Carlos Tejedor
  • Empresa / Equipo: Talleres de Arte Granda

Mapa Web