Saltar al contenido principal.

Acceso a otros temas jcyl.es

Página de inicio de la Junta de Castilla y León

Patrimonio Cultural

Contacto

Acceso a otros temas jcyl.es

Patrimonio Cultural de Castilla y León

Contenido principal. Saltar al inicio.

Plan de Gestión de la Ciudad Antigua de Ávila

  • Ir a descargas

La consideración de la ciudad de Ávila como bien integrante del Patrimonio Mundial conlleva la adopción de medidas que garanticen la conservación de estos valores, por lo que La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Cultura y Turismo, Dirección General de Patrimonio Cultural, como responsable de la tutela del patrimonio cultural, en coordinación con el Ayuntamiento de la Ciudad de Ávila, ha elaborado el Plan de Gestión de la “ciudad antigua de Ávila y sus iglesias extramuros”.

Los Planes de Gestión son los instrumentos de planificación que UNESCO considera necesarios para los bienes culturales y naturales inscritos en la Lista de Patrimonio Mundial; entendiendo que los mismos están destinados a la ejecución efectiva de las labores de conocimiento, preservación y difusión de sus Valores Universales Excepcionales

En este caso el Plan de Gestión supone también una oportunidad para la mejora de la ciudad, reorientando y coordinando todos los esfuerzos que se lleven a cabo para la conservación y mejora del patrimonio urbano, optimizando los recursos y maximizando los resultados. Para ello toma como punto de partida la necesidad de diseñar una completa e integrada administración de la Ciudad Patrimonio Mundial como organismo complejo y dinámico.

La actualización y ampliación de los Criterios UNESCO de inscripción en la Lista de Patrimonio Mundial constituyen un valioso punto de partida para la reconsideración del valor de la ciudad de Ávila y una comprensión de la misma más completa e integrada, aprovechando el conjunto de documentación aportada por los estudios de la ciudad elaborados en las últimas décadas. El Plan de gestión desarrolla una Declaración de Significado, que tiene en cuenta no solo la inscripción original, sino también los actuales criterios y teorías de valorización patrimonial de las ciudades históricas y la evolución del concepto de Ciudad Patrimonio Mundial. Una de sus claves es considerar que los Valores Universales Excepcionales no se encuentran ligados únicamente a unos monumentos específicos, sino que, en distintos grados, están presentes en todos los bienes culturales que integran la ciudad histórica, tanto materiales como inmateriales.

Un Plan de Gestión es un instrumento destinado a la administración del patrimonio cultural de un modo integral e integrado, coordinando y orientando objetivos, actuaciones y agentes implicados en la protección y mejora de la Ciudad Patrimonio Mundial. No es un mecanismo de intervención o de protección directa, pero si establece el marco general de actuación de los instrumentos destinados a tal fin. Tiene un carácter de instrumento estratégico.

El objetivo prioritario del Plan de Gestión es hacer comprender y garantizar la preservación de los valores significativos de la ciudad, y especialmente los vinculados a su estatus como Ciudad Patrimonio Mundial. A su vez el plan debe ser capaz de permitir una administración flexible que permita el aprovechamiento adecuado de los recursos y la incorporación de nuevos valores que contribuyan a la mejora de la ciudad, sin comprometer los valores existentes.

La principal aportación del Plan de Gestión es, no solo proponer mecanismos para la protección de los valores culturales, sino sobre todo establecer pautas que permitan la incorporación de dichos valores al desarrollo cultural, social, territorial y económico y, en último término, la sostenibilidad del legado cultural del que deberán disfrutar las generaciones presentes y futuras. El Plan actúa sobre un organismo complejo y dinámico como es una ciudad, por lo que debe ser capaz canalizar los cambios que se produzcan en el seno de la ciudad de Ávila a fin de que contribuyan a la protección de los valores culturales, a la vez que posibilita el aprovechamiento de las oportunidades. Para ello debe ser capaz de, manteniendo sus objetivos y criterios generales, adaptarse a las condiciones específicas de cada momento. Debe ser un gestor del Cambio flexible, abierto y eficaz.

(Texto elaborado a partir del contenido del Plan de Gestión)

 

 

Mapa Web